6 Aceites esenciales para todo tipo de males cotidianos

Para dormir profunda

El aceite esencial de lavanda se ha usado tradicionalmente como un sedante y calmante natural para aliviar los problemas de sueño y estrés. Puedes inhalarlo y realizar respiraciones como si se tratara de una breve meditación o bien incorporar unas gotas en tu almohada. También, si sufres de dolores de cabeza, una solución es la mezcla de aceite de oliva con aceite esencial de lavanda, aplicado con un suave masaje en la cabeza.

Para un masaje calmante


Si sufres de dolor de espalda, el aceite esencial de romero es ideal. Combinado con aceite de oliva, te servirá para aliviar las molestias en la zona de la espalda. También puedes usarlo para los problemas de circulación, aplicándolo con masajes en dirección ascendente en las piernas. Y si necesitas calmar tu mente, ¡también! Históricamente, se ha relacionado su uso con una acción energizante y como potenciador de la concentración. Puedes probar si estos beneficios son reales realizando inhalaciones a primera hora de la mañana.

Estrés

Masajea la zona de encima del ombligo con una mezcla de 3 gotas del aceite esencial de laurel (Laurus nobilis), diluidas en 3 gotas de aceite vegetal, como puede ser el de almendra.



Te Recomendamos: