Cómo limpiar cepillo para el cabello en tan solo 3 pasos

Paso 2: Quita la suciedad del peine con agua

Ahora que puedes ver la base de las cerdas, es hora de pasar al siguiente nivel de limpieza. Sabemos qué hay: polvo, pelusas, acumulación de residuos, oleosidad y caspa. Eso no es lindo.


Llena el lavabo limpio o un bol grande con agua tibia. Agrega una gota de champú clarificante (también puedes usar champú para bebés, jabón de Castilla líquido u otro champú transparente). Enjuaga y agita para que forme espuma.

En esta etapa el tipo de cepillo para el cabello es importante:


  • Cepillos plásticos o metálicos/plásticos: Sumérgelos en el agua jabonosa durante 3 minutos.
  • Cepillos con protector de tela/suave en la base: Sumérgelos en el agua jabonosa sin mojar el protector. Sumerge, agita. Sumerge, agita.
  • Cepillos de madera: Haz lo mismo que arriba. Sumerge, agita. Sumergir un cepillo de este tipo podría arruinar la madera y el acabado.
  • Cepillos de cerdas naturales: Dependiendo del material del mango y la base, no hay problema si lo remojas por unos minutos. Muchos cepillos de cerdas naturales tienen base y mango de madera; en ese caso, límpialo como lo harías con uno de madera.

Luego de enjabonar y remojar, enjuágalo bien en agua tibia y observa cómo luce. Si luce bien, continúa al Paso 3. Si no estás conforme con los resultados, frota el cepillo y la base con un cepillo de dientes suave y limpio para retirar lo que haya quedado. Enjuaga nuevamente.

Paso 3: Seca el cepillo

Sécalo con un paño limpio y seco y agítalo sobre el lavado para eliminar el exceso de agua. Todos los tipos de cepillo requieren limpieza, pero la manera en que los secas depende del tipo (sin mencionar el clima).


  • Cepillos plásticos o plásticos/metálicos: Colócalos boca abajo sobre una toalla limpia y seca y deja que se seque al aire durante la noche.
  • Cepillos con protector de tela/suave en la base: si vives en un clima seco, puedes colocarlos boca abajo sobre una toalla limpia y seca para que se sequen al aire durante la noche. Si es húmedo, te recomendamos usar el secador de cabello y así evitar que se produzca moho.
  • Cepillos de madera: En un clima seco, deberían secarse bien durante la noche. Prueba colgándolo del cabezal de ducha para que el aire se desplace libremente a través de las cerdas estrechas. Cuando hay mucha humedad, usa el secador de cabello en un ajuste bajo para quitar la humedad antes de colgarlo.
  • Cepillos de cerdas naturales: Similar a los cepillos de madera, necesitan mucho flujo de aire para secarse. Colgarlo es lo mejor, sin embargo, puedes colocarlo sobre una toalla limpia y seca con bajo nivel de humedad, durante la noche. Cuando está muy húmedo, secarlo con el secador de cabello en un ajuste bajo acelerará el proceso y evitará el moho.

Te Recomendamos: