Cómo Hacer Rosquillas De Anís, La Receta De Mi Abuela

Cómo hacer rosquillas de anís – Preparación

Paso 1

Comenzamos a cocinar las rosquillas de anís. Ponemos en el recipiente del batidor los huevos, añadimos el azúcar poco a poco mientras seguimos batiendo, a continuación la leche, la mantequilla derretida y el anís, finalmente la ralladura de los cítricos, no se si el orden es importante pero yo lo hago así, un poco por lógica.


Paso 2


Tenemos ya la harina preparada en la que habremos mezclado la levadura y la vamos añadiendo poco a poco en la amasadora. La cantidad de harina como siempre os digo es orientativa, yo he tenido que añadir un poco mas hasta que la masa se podía trabajar, quizás unos 100 gr. más, eso depende de las harinas. Una vez bien amasado con la máquina, terminaremos amasando a mano. Cuando la masa no se nos pegue en las manos ya estará lista. Cortaremos pequeños trozos con los que iremos formando los roscos poco a poco para que no se nos seque la masa. Los iremos formando a medida que vamos friendo.

Paso 3

Ponemos abundante aceite en una sartén honda, si no tienes las puedes freír en una cazuela. El aceite debe freír despacio para que no se quemen por fuera y si les de tiempo a cocinarse por dentro. Se nota que están hechas porque pesan poco al cogerlas con la pinza, para mí es un dato muy importante, si la rosquilla no pierde peso, aunque por fuera esté doradita por dentro tendrá lo que en el pueblo llamamos “pollo”, o sea que estará cruda, este es el punto que tenéis que coger.



Te Recomendamos: